Tipos de Liderazgo 

Hoy te traemos los 5 tipos de liderazgo más comunes, pero primero, analiza la siguiente frase.

Líder no es quien te dice qué hacer, tampoco quien te impone cómo debes actuar o que camino escoger, líder es quien te motiva, te acompaña y sobre todo te guía en el transitar de la vida”. 

Definimos el liderazgo como la capacidad de un individuo para dirigir y/o conducir a una o más personas con la finalidad de alcanzar un objetivo. 

Se trata de una forma de ser que no todos poseen, por lo general, es una actitud que se adquiere cuando se trabaja en equipo y de alguna manera u otra se logra influenciar en el comportamiento de todos los involucrados. 

Quien asume el liderazgo como forma de vida se le llama líder y es quien obtiene el apoyo de sus seguidores quienes ven en él/ella un individuo capaz de orientarlos para obtener el resultado esperado. 

Aunque pareciera que se trata de un cargo escogido no es así, el líder no se puede autoimponer, al contrario, es escogido por quienes lo acompañan debido a sus facultades para motivarlos en sus labores. 

Los Tipos de Liderazgo ¡Más Comunes!

Los tipos de liderazgo son varios, específicamente en el área laboral, evidentemente todos poseen ventajas y desventajas. 

Pero son los mismos involucrados en la búsqueda de un determinado objetivo quienes determinen cual es el estilo de liderazgo por el que se quieren regir o el que escogieron. 

1. Liderazgo Autocrático 

Es aquel en el que los lideres toman cada una de sus decisiones y definen cuáles serán los pasos a seguir sin integrar al grupo, es decir, sin que este tenga presencia activa en lo que se va a concluir. 

En este caso nadie es capaz o no tiene potestad para desafiar o cuestionar ninguna de las propuestas del líder, todo marcha en una misma dirección trazada por la autoridad.

Mientras que los otros tienen que cumplir las órdenes. 

Según expertos, puede ser ventajoso en los momentos que ameritan tomar decisiones rápidas y a tiempo.

Además, con aquellos empleados o involucrados que ameritan de atención y vigilancia especial para que puedan tener un desempeño óptimo.

Sin embargo, al no tomar en cuenta las opiniones de terceros ya vienen las desventajas. Las personas que forman parte del organismo podrían sentirse frustrados y al no ser valorados demostrarán falta de interés y/o compromiso en lo que hacen. 

2. Liderazgo Democrático

Todo lo contrario al punto anterior, el liderazgo democrático es participativo y trabaja por motivar y entusiasmar a sus seguidores.

Lo anterior, con la finalidad de obtener de ellos ideas frescas y propuestas que integren al equipo de trabajo y den buenos resultados. 

Para alcanzar su objetivo, el líder escucha con atención las opiniones de cada participante a pesar de que la decisión final quede en sus manos o de quien tenga funciones superiores. 

Al sentirse involucrados en la toma de decisiones, los integrantes del grupo se sentirán parte de la compañía y por ende el compromiso será superior, además de su productividad y capacidad de dar respuesta. 

Aunque pareciera que es totalmente perfecto, hay algo en lo que falla: al momento de tomar una decisión esta puede ser tardía debido a que requiere la participación de todos. 

También, puede presentar incongruencias para que todas las partes se pongan de acuerdo a la hora de emprender una nueva acción. 

Liderazgo
Los tipos de liderazgo se adaptan a las características de cada líder

3. Liderazgo Delegativo

Tal como su nombre lo indica, en este tipo de liderazgo el líder no siempre tiene que estar presente en la toma de medidas. 

Aunque tiene la última palabra, puede delegar tareas a las personas que considere con mayor experiencia y capacidad para dar los resultados esperados y alcanzar las metas propuestas. 

De este modo, interviene únicamente si es necesario y se caracteriza por un carácter motivador y no autoritario. 

Es un proceso idóneo en el que todos los miembros del equipo se sienten libres y con más alas para desenvolverse, explotando su creatividad. 

Sin embargo, cuando no hay empleados o integrantes que sepan trabajar con este tipo de liderazgo pueden llegar los problemas. 

Por ejemplo, algunos no tienen la destreza de gestionar sus propias tareas ni tampoco cuentan con capacidad de resolución de problemas. 

A este tipo de personas se les conoce como pasivas y por ende pueden llegar a estropear el trabajo de todos. 

4. Liderazgo Transformacional

Un liderazgo que trabaja a través de la visión, de lo que se quiere llegar a ser en un futuro y de cómo es posible hacer lo que se quiere realidad. 

Para eso, hace falta un alto nivel de comunicación por parte del líder con cada uno de los trabajadores a fin de que estos aporten su visión de futuro y sean parte del cambio en la organización. 

Sin duda alguna, entre sus ventajas es evidente que es un modo de trabajar altamente flexible, haciendo posible una alta motivación por parte de los trabajadores quienes aumentarían su eficacia y se sentirán motivados y con la moral más alta. 

La contraparte del liderazgo transformacional es que se centra en imaginar hechos que a veces son inalcanzables o por lo menos intangibles, en lugar de analizar y estudiar con lo que realmente cuenta para poder llegar a dónde se quiere. 

Puede obstruir en el ambiente laboral si se toma de decisiones rápidas se trata, al punto que puede llegar a producir una crisis emocional en los integrantes del grupo al no ver resultados provechosos no respuesta ante sus requerimientos. 

5. Liderazgo Transaccional 

El liderazgo transaccional es una especie de “toma y dame”, en este caso el líder otorga premio a sus seguidores cuando estos demuestran estar comprometidos con lo que hacen y dan aportes tangibles y resultados comprobables de su labor. 

Su principal ventaja es que los miembros de la organización se sienten motivados al recibir incentivos por su desempeño. 

Trabaja siempre con un objetivo claro y deja sobre la palestra los beneficios que pueden llegar a recibir los involucrados que den lo mejor de sí para alcanzar los objetivos. 

Pero, como nada es perfecto, el liderazgo transaccional va a funcionar muy bien mientras no haga falta nada y todo marche a la perfección en la empresa o grupo de trabajo. 

Ahora, si se presenta una dificultad es ahí cuando vienen los problemas, no reconocen de cambios a futuro debido a que este tipo de liderazgo se centra en el presente y sobre todo en momentos de estabilidad.

Importancia del Liderazgo: Comunicación e Integración 

El liderazgo es una herramienta fundamental que debe prevalecer en toda organización o equipo de trabajo, inclusive en muchos aspectos de la vida cotidiana. 

Psicólogos concuerdan en que el líder ayuda a ejercer numerosas transformaciones sociales que influyen en la determinación de lo que pasará más adelante. 

Está presente en todas las áreas de un determinado equipo y es un elemento esencial para dirigir, guiar y direccionar todos los pensamientos y/o propuestas para que tributen hacia un objetivo común. 

¿Cómo Actúa el Liderazgo?

Es importante tomar en cuenta las características del liderazgo para que este tenga incidencia positiva en lo que se quiere. 

El liderazgo trabaja primero que nada con la honestidad y la verdad siempre por delante para que se pueda esclarecer el camino por muy molesto que sea. 

Debe imperar una óptima comunicación para que todas las transacciones se completen con éxito. 

Esto debe ir acompañado de pensamientos positivos a fin de poner en marcha mensajes de motivación que dejen un buen aprendizaje independientemente de la situación. 

Finalmente, queremos transmitir un mensaje inspirador, tomando en cuenta que un grupo desanimado no tendrá el desempeño esperado. 

Así que, lo más importante del líder y su característica fundamental es inspirar y apasionar a quienes lo siguen, ya conoces los tipos de liderazgo, coméntanos cúal es el tuyo.


¿Te pareció útil este Tema? ¡Valóralo!
[ratings]

Scroll al inicio