Felicidad: ¿Qué es?, ¿Qué significa?

Una de las emociones más extraordinarias con las que cuenta el ser humano, seguramente es la alegría, con ella los diferentes estados de ánimo suelen opacarse, llenándonos de entusiasmo, seguridad, motivación, impulsándonos a desarrollar nuevas e importantes sueños y metas.

La felicidad es un sentimiento tan útil, tan vivaz y extraordinario, que ejerce un estado de luminosidad y extraordinario brillo en los que la tienen, ciertamente esta sensación es muy subjetiva y depende del grado de energía vibracional positiva que cada uno tiene.

A nivel  espiritual las energías positivas motivan a las vibraciones para que tengamos la percepción de que todo está bien, que vamos por buen camino y que todo lo extraordinariamente feliz, entusiasta y alegre nos envuelve.

¿Qué es la felicidad?

«La felicidad es un estado cognitivo de ferviente entusiasmo, alegría y emocionalidad de carga positiva, que experimentan los individuos por la percepción de sus pensamientos de que todo está o estará bien”.

Pero es muy ambiguo realmente definir la felicidad, porque en ella existen implicaciones muy controvertidas que dependen de las percepciones, pensamientos, emociones y calidad del ambiente en que rodea un individuo en un momento determinado.

alegría
La Felicidad es la emoción más extraordinaria con las que cuenta el ser humano.

Sin embargo, estas condiciones son similares para muchas de las personas por lo cual se presentan una serie de condiciones favorables que hacen que se desarrolle de manera fluida y de acuerdo a los sueños, emociones o metas que cada individuo tiene por realizar o cumplir.

¿Cómo se expresa la Felicidad en el individuo?

Partiendo del hecho que muchas teorías afirman que la verdadera razón de existir del individuo, “Es la creación de su propio mundo”, a su modo, forma y conveniencia, podemos afirmar que el punto de vista metafísico, tiene mucha razón cuando que dice “TODO ES MENTE”.

Por lo cual, al ser todo mental; lo corporal y espiritual, deben adaptarse a los pensamientos que se trasmiten para Ejercer pleno poder y autoridad sobre El Yo, sobre las partes y el todo. Aun y cuando suene muy contradictorio, si los pensamientos que tenemos son de calidad única hacia lo que conocemos como felicidad, todo se comporta en relación a esa realidad preestablecida por la mente.

Por eso es muy importante que seamos cuidadosos con lo que pensamos y como expresamos esos pensamientos en nuestros mundos y circunstancias día a día. Para poder tener el control sobre lo que hacemos y los resultados que obtenemos.

Los Cuatro Aspectos relacionados a la Felicidad

La felicidad, está relacionada sin duda alguna a cuatro aspectos de importancia, en primera instancia a La Calidad de Los Pensamientos, en segunda instancia a La Calidad de La Palabra hablada,  en tercera instancia en La Vibración Positiva de nuestra alma y por último al tipo de resultado o La Materialización Expresada en el mundo físico.

Pensamientos  –  Palabras  –  Vibración  –  Materialización.

¿Qué hay más allá entorno a la Felicidad?

Como todo lo que tenemos o somos es mental, la calidad de nuestros pensamientos debe ser excepcional, sin dudas, sin titubeos, evidenciando lo que queremos, cómo lo queremos y para qué lo queremos, por lo cual “Si queremos lo que pensamos obtenemos felicidad”.

Sin duda alguna, la felicidad en un 100% dependerá de este punto, por lo cual debemos aprender a formular nuestros pensamientos para mantenernos en este estado de vibración universal, cuando se entienda que solo depende de uno mismo para ser feliz, se caerán los velos de las apariencias del ego, de la falsedad de la materialidad y se entrará en un estado de gloria y riqueza mental, espiritual y corporal.

Si tenemos pensamientos impecables, La Palabra Hablada debe Ser Impecable, es decir no podemos pensar en la felicidad y expresar el gran sufrimiento que es adquirir un bien inmueble o lo costoso que esta adquirir un automóvil, es una contrariedad excelsa, por lo cual hay que ser coherente y permitir que nuestra palabra hablada sea maravillosamente apegada a nuestros pensamientos, sino se tiene algo bueno que decir, una opción muy válida es el silencio, por lo cual “Si se expresa correctamente ya lo tenemos en la realidad”.

Acompañar el pensamiento y la palabra, con el Crecimiento Espiritual, suma muchos puntos para vivir en estado de felicidad, siempre es muy bueno permitirse alimentar el alma con meditaciones, afirmaciones, ejercicios espirituales, como visualizaciones creativas, pronunciamientos de mantras, entre otros que profundicen el estado de paz que realmente se debe tener al experimentar la felicidad, por lo cual “Si se tiene en el espíritu la certeza de la Felicidad ya esta en nuestra vida”.

La felicidad permite que nos expresemos en un mundo material, por lo cual conforme se piense, se exprese y se medite entorno a los objetivos, sueños o metas, que desarrollaran en un estado de felicidad, así mismo lo Materializaremos y conquistaremos al fin el trasfondo de la realidad, dependerá de lo que tu anheles, sueñes, medites, visualices, afirmes y creas con total convicción, lo cierto es que día con día materializamos, los pensamientos, palabras que expresamos y tenemos, por lo cual “Si materializamos lo que queremos estamos pensando lo que realmente queríamos y afirmando lo que sabemos sobre la verdad de la felicidad que expresamos”.

Ir arriba