Fresa: 7 Propiedades y Beneficios para la Salud

La Fresa, un increíble alimento

En la actualidad, existen más 600 variedades de fresas en el mercado. Es increíble que esta pequeña, dulce y ligeramente agria fruta, se encuentre entre las 10 mejores frutas y verduras recomendadas por expertos, ya que, es considerada como un excelente método de antioxidante.

Las fresas o frutillas, también como es llamada, están compuestas por más de un 90% de agua, con muy pocas grasas y carbohidratos, y comúnmente, es usada para dietas especializadas para perder peso.

¿Has comido fresas? o ¿Sabes qué beneficios trae a tu organismo? Por lo general, esta gran fruta es muy consumida en todo el mundo, pero, no sabemos que nos aporta con exactitud hacia nuestra salud.

La Fresa

¡Ven y quédate con nosotros!, para que puedas conocer más de este gran alimento.

1. Cuidado de los ojos

Muchos de los principales problemas en la salud ocular, es la presencia de radicales libres ejercidos por las deficiencias de unos cuantos nutrientes en el organismo.

Con el transcurrir de los años, aparecen en las personas la carencia de ciertos nutrientes. Por lo tanto, suelen surgir los radicales libres en todo nuestro organismo, causando grandes daños a nuestra visión en forma de sequedad, degenerando nuestros nervios ópticos, macular y llevarnos a ser más vulnerables a las infecciones.

Existen antioxidantes como los flavonoides, los fotoquímicos fenólicos y los ácidos elágico, que lo podemos encontrar en las fresas y pueden conseguir la contribución de esas altas presiones oculares y diversas complicaciones en el mismo órgano. Generalmente, todo tipo de perturbación en la presión ocular, puede ser muy negativo para el sistema ocular en sí.

Las fresas, es un alimento muy útil para el favorecimiento del organismos, ya que, contiene también potasio y ayuda a controlar o nivelar una presión correcta en los ojos.

2. Idóneo para el sistema inmunológico

Nuestro sistema inmune, es el primer elemento de defensa de nuestro organismo, el cual,  nos mantiene siempre libre de enfermedades, como por ejemplo: las infecciones, acción microbiana, etc.

Por su parte, las fresas disponen de varios componentes, como la vitamina C. La cual, es de suma importancia para el mantenimiento y recuperación de las defensas de nuestro organismo humano.

La vitamina C, es también un gran antioxidante que nos ayuda a controlar los radicales libres, elementos dañinos que deja el proceso del metabolismo celular que se crea continuamente en nuestro cuerpo.

Una porción de fresa, contiene cercanamente 150% de lo necesario por día de vitamina C, que es recomendados por los expertos de la nutrición.

3. Recomendado para las enfermedades de la artritis y la gota

Los músculos y tejidos del organismo, pueden sufrir degeneraciones considerables, desencadenados por las sustancias toxicas y ácidos que incrementa la inmovilidad de las articulaciones.

Habitualmente, estos ácidos tóxicos, son el ácido úrico en el organismo, el cual, es afecto a los radicales libres. Si bien, como se ha mencionado anteriormente, las fresas son una fuente natural de antioxidantes y desintoxicantes que ayudan en gran parte a estar afecciones de nuestro cuerpo.

4. Conocido por la prevención del cáncer

Los flavonoides como la vitamina C, ácido fólico, antocianinas, quercetina y kaempferol, están concentrados en las fresas y todo unidos tienen la propiedad de antioxidantes y anticarcinogénicos.

Estos elementos juntos hacen una gran línea de defensa, para poder prevenir y combatir el cáncer o el crecimiento tumoral. El consumo diario de fresas, está fuertemente asociado a la reducción drástica de la presencia y metástasis de células cancerígenas.

5. Estimulante cerebral

Es común que con la edad, nuestro cerebro vaya perdiendo funciones por su constante envejecimiento natural. Logrando conseguir así, la perdida memoria y el control de ciertas actividades musculares y parte de las extremidades.

Una vez más, los radicales libres son los responsables directos de estas afecciones que son de lo más natural y parte del envejecimiento del cuerpo. Debido a la actividad de los radicales libres los tejidos del cerebro, comienzan a perder su función normal en los nervios y otros sistemas.

Nuevamente, entra en juego el rol importante de la vitamina C de las fresas para que este tipo de afección normal de las personas, ya que, es muy útil para controlar el trabajo normal del cerebro y del sistema nervioso.

Por otra parte, el potasio, componente existente en las fresas, ayuda a la función de la cognitiva al ver un aumento del flujo sanguíneo al cerebro.    

6. Controla los niveles de la hipertensión

La frutilla o fresa, se caracteriza por contener mucho potasio y magnesio, por ende, estos componentes juntos son muy efectivos para la reducción o control de los niveles de la hipertensión, que comúnmente es causado por los altos niveles de sodio en la sangre.

El potasio, es vasodilatador, lo que nos indica que puede reducir la presión arterial, la rigidez de las arterias y los vasos sanguíneos. De tal manera, ayuda a la constante disminución de la presión de las arterias. Consiguiendo así, un mejor flujo de sangre en varias partes de nuestro cuerpo y manteniéndolo a niveles óptimos.

7. Contribuye a un mejor funcionamiento del corazón

Gracias al alto contenido de fibras, ácido fólico, cero grasas y ricos en niveles de antioxidantes como la vitamina C, estos forman parte ideal de un paquete formidable para la salud de nuestro corazón.

Ya que, elimina y controla el colesterol en las vías arteriales y vasos sanguíneos. Además, ayuda a conservar un mejor fluido de sangre por las mismas.

También, hay que destacar la presencia de varias vitaminas de la familia de las vitaminas B, que igualmente te ayudará a conseguir un fortalecimiento adecuado de las paredes musculares cardíacas, las cuales, permiten tener un mejor trabajo del bombeo de sangre por el corazón.

¡A comer fresas!

Un consumo idóneo de esta fibrosa fruta e introducida a nuestra dieta diaria, te mantendrá totalmente sano en todos los aspectos de nuestro organismo.

Lo mejor de todo, es que la composición de esta fruta es baja en grasas. Por lo tanto, se puede aplicar en una dieta especial que nos pueda ayudar a la pérdida de peso y grasas malas de nuestro cuerpo.

Como resultado, la ingesta de esta fruta, puede conseguir satisfactoriamente una cadena sucesiva de beneficios naturales para nuestro organismo que nos mantendrá en forma y sobretodo muy sanos. Lo que, nos ayudará a prevenir las diversas enfermedades que nos pueden poner altamente en riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba